Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Liróforos contra lirófagos, de Saúl Yurkievich

La vanguardia libró sus ofensivas tratando de borrar todo lo legado. Sólo validó un presente versátil, proyectado hacia el futuro. Un presente prospectivo, vector de progreso, cercenado de toda dimensión pretérita. Renegó radicalmente del pasado inmediato sin vislumbrar, como en tantas revoluciones, que todos sus propósitos, que todos sus logros habían germinado poco antes. Con perspectiva casi secular, podemos hoy restablecer la conexión causal entre modernismo t primera vanguardia, es decir, reconocer a los poetas modernistas su condición de adelantados. A la triada culminante de Vicente Huidobro, César Vallejo y Pablo Neruda contraponemos aquí la delos genitores: Rubén Darío, Leopoldo Lugones y Julio Herrera y Reissig, deseosos de recobrar su desenvoltura, su avidez, su amplitud, ese dominio, esa pericia, esa libertad plenaria que necesitamos restituir a la palabra poética. Volver a estos patronos es retornar a la fuente de la modernidad. Volver a la escritura polivalente, polimorf…

Sobre la angustia de hablar en público, de Enrique Vila-Matas

Llega un día en la vida de muchas personas en el que se ven obligados a hablar en público por primera vez. Lo normal entonces es que les tiemblen las piernas y les invada un sudor frío y sean víctimas del pánico escénico. yo recuerdo haber debutado en lo de hablar en público en uno de aquellos bobos y entrañables cine-foros de los años sesenta. Recuerdo haber levantado la mano en un coloquio sobre El proceso de Orson Welles y haberlo hecho prácticamente obligado por la cantidad de estupideces que estaba oyendo. En cuanto se me concedió la palabra, ocurrió algo terrible: todas las miradas de la sala confluyeron en mí. En el fondo, casi todos tenemos fobia a llamar la atención. "Yo pienso que...", dije, y no supe cómo continuar, me sentí al borde del desmayo, estaba rojo de vergüenza. Pero como generalmente los tímidos se crecen en el escenario, completé la frase de una manera que no tenía nada prevista pero que me permitiría salir rápidamente del trance. Y dije: "Yo pie…

Allá en el mar, de Lygia Bojunga

Fue el mismo Pescador quien construyó el barco que usaba todos los días para pescar: cuando era niño había aprendido con su padre a hacer barcos. El padre había aprendido con el abuelo. 
Pero el Pescador no tenía hijos para enseñarles cómo se hacía un barco ni cómo se pescaba un pez. No se había casado, no había encontrado a nadie: si a él le gustaba una muchacha, la muchacha no gustaba de él. Y viceversa. Y con los amigos era lo mismo. Entonces así, en ese nunca-atinando, el Pescador se había habituado a vivir solo. Solo no: él y el Barco; él y el Barco; él y el Barco allá en el mar. ¡Juntos se sentían tan bien! El Pescador y el Barco. Cada uno comprendiendo al otro. Los dos sentían al mismo tiempo el momento exacto de esperar al pez, de recoger al red. Y allá en alta mar, atravesando la noche, ellos conversaban hasta más no poder. Es decir, el Pescador pensaba en voz alta y el Barco escuchaba: así era la charla de los dos. Y el Barco escuchó muchas historias. Historias de pesca. Historias …

Libreta de nombres, de Rubem Fonseca

Después de separarme, compré una libreta en donde escribía los nombres de las mujeres que se acostaban conmigo. Mientras estuve casado no llevé ningún cuaderno, mi mujer era muy posesiva y sus crisis de celos, además de prolongadas eran muy teatrales. Desgarraba mis trajes nuevos. No me importaba. Le escondía a Nice la existencia de las otras mujeres que poblaban mi mundo. En aquella época todavía no tenía libreta, pero ya me acostaba con otras. Los celos de Nice siempre los causaba un gesto inocente de mi parte, como mirar a una señora que pasaba cerca de nuestra mesa en un restaurante. A veces, en mero ejercicio especulativo, imaginaba lo que haría si supiese que me cogía a otras mujeres. Pero no corría riesgos. Libretas de direcciones, cartas, retratos, esas cosas clandestinas siempre son descubiertas. ¿Por qué me separé de ella? Tal vez porque ya no aguanté tener que usar esa ropa de "última moda" que Nice me compraba. Durante algún tiempo me pareció hasta gracioso verme en…

Un largo paseo hasta siempre, de Kurt Vonnegut

Habían crecido siendo vecinos, a orillas de una ciudad, cerca de campos y bosques y huertos, no lejos de un hermoso campanario perteneciente a un colegio para ciegos. Tenían ya veinte años y no se habían visto por casi uno. Entre ellos hubo siempre una cordialidad juguetona y placentera, pero nunca se hablaron de amor. Él se llamaba Newt y ella Catherine. Aún temprana la tarde, Newt llamó a la puerta de Catherine. Ésta vino a la puerta. Llevaba en la mano una gorda y reluciente revista que había estado leyendo. Una revista dedicada totalmente a cuestiones de novias. "¡Newt!", exclamó, sorprendida de verlo. —¿Puedes salir a dar un paseo? —preguntó el muchacho. Era una persona tímida, incluso con Catherine. Ocultaba su timidez hablando como si estuviera ausente, como si sus verdaderos intereses se encontraran lejos de allí... como si fuera un agente secreto que se hubiera detenido en aquel lugar brevemente, mientras cumplía una misión que lo llevaba de un lugar hermoso, lejano y …

Diccionario de espionaje, de Domenec Pastor Petit (primera parte)

A
ABC. Organismo clandestino y subversivo creado a finales de 1931 en Cuba. En sus comienzos contaba con algunos millares de adeptos y al advenimiento de Fidel Castro llegó a contar con casi tres millones.
ABC. Expresión con la que se designan las tres armas de la guerra futura: energía nuclear, química y bacteriológica. El espionaje militar fija en ellas, preferentemente, su interés y su esfuerzo secreto.
ABWEHR. Significa defensa en lengua alemana. Comenzó a actuar a partir del 21 de enero de 1921, fecha en que fue creado el ejército alemán de los Cien mil hombres, según se autorizaba a este país por el Tratado de Versalles. Berlín instituyó una Abwehr Section en el Ministerio de Defensa. Esta primitiva Abwehr actuaba a las órdenes del coronel Gempp. De 1921 a 1932 tuvo una existencia bastante discreta, hasta que a comienzos de 1933, con la subida de Hitler al poder, fue, de repente, robustecida en forma inaudita; y quedó dividida en tres secciones: 1a , Servicio Secreto; 2a, Sabotajes…